Gran oportunidad para ahorrar algo de dinero

¿Sabías que los comercios pueden ahorrar en la compra de sus estanterías para tiendas si lo hacen en nuestro almacén? Reemplazar estanterías viejas o amueblar un comercio nuevo puede costar miles de euros, por lo que optar por la ruta de segunda mano puede ahorrarte una fortuna.

No es raro ver, como se ha invertido mucho dinero en un nuevo sistema de almacenaje y poco después dejar de usarlo. Por lo tanto, si estás buscando comprar un sistema, hazlo en Estanterías de ocasión, ya que tendrás muchas opciones cuando se trata de conseguir estanterías en perfecto estado.

¿Es seguro comprar un sistema de almacenaje usado?

Si, siempre y cuando la estantería esté en perfecto estado de uso. Todos nuestros sistemas son revisados y aptos para darles una segunda oportunidad, de ese modo estarás ayudando a que tu mercancía se vea más atractiva en tienda, pero, invirtiendo menos dinero.

Una vez que sabes esto, veamos algunos tipos de estanterías que podemos ofrecerte.

De todos es sabido, que un buen sistema de almacenaje estratégicamente colocado captará la atención de los compradores al instante.

Eso sí, cada tienda debe combinar estanterías comerciales y productos para no caer en exhibiciones monótonas.

La estrategia que se aplica debe estar destinada a crear una ventaja ganadora sobre los competidores. No se trata solo de la cantidad de estanterías para tienda que instales, sino de la calidad de las exhibiciones y la forma en que están dispuestas para que las compras sean fáciles.

Estanterías comerciales que se usan en las tiendas

Considerar comprar estanterías comerciales usadasTú serás el que decida cómo y cómo quieres que esté configurada tu tienda antes de comprar la estantería comercial, pero no está de más que eches un vistazo a la descripción que te hacemos de ellas, y porque son la opción preferida en un entorno minorista.:

Estantería de góndola L1 – Ideal para formar pasillos en la parte central de las tiendas, lo que permite acceder a los productos por ambas caras de la estantería.

Es fácil de mover en cualquier dirección y admite multitud de configuraciones y gran variedad de accesorios.

Poder exponer los productos al público es una de las partes más importantes para una tienda. Existe una amplia gama disponible en el mercado, veamos algunos tipos de estanterías:

Estanterías de pared – Las estanterías murales L1 son una gama de estanterías metálicas sencillas, económicas y de fácil montaje. Excelente para exponer todo tipo de productos de pequeño y mediano tamaño.

Aptas para cualquier tipo de comercio, multi precios, regalos, alimentación, bricolaje…

Estantería de góndola L2 Sus estantes reforzados le confieren una mayor capacidad de carga y la multitud de accesorios de los que dispone las hacen de gran utilidad (panel microperforado, ganchos, estantes para frutero, separadores, clasificadores, etc.)

Estos tipos de estanterías no son las más adecuadas para una casa ni para una oficina, para ello tienes otras opciones de estanterías metálicas.