Layout y zonas de almacén

Layout y zonas de un almacén

Antes de comenzar a trabajar en el diseño y zonas de un almacén, lee esto.

Si eres de los que estás pensando en montar un negocio de almacenamiento y distribución, debes saber, que se trata de un proceso que a veces puede ser costoso y largo, pero, que además requiere tener en cuenta una serie de factores para que todo salga según lo planeado.

¡Veamos! Antes de organizar los espacios debes analizar las siguientes necesidades:

  • Características del stock a almacenar, forma, peso, temperatura…
  • Sistemas de almacenaje en función a las necesidades y la capacidad del almacén.
  • Equipos internos (carretillas, elevadoras, montacargas, grúas) y tiempo necesario para cada operación.
  • Volumen y frecuencia con el que se recibirá la mercancía.
  • Transporte externo ( camiones, rampas de acceso, muelles…)

Ahora, pasemos al siguiente punto, un área que sea accesible y debidamente dividida en zonas como parte del proceso estratégico que debes ejecutar.

1 – Zonas de carga y descarga de mercancía

Primeramente, antes de diseñar las zonas y muelles de carga y descarga, tienes que determinar la disposición y el número de muelles que puedes necesitar para el atraque de los camiones.

El objetivo de estas áreas es gestionar la entrada y salida de mercancías que será directamente proporcional a la rentabilidad del almacén.

Además, debe ser una zona exclusivamente para los transportistas, lo que se evitará utilizar como aparcamiento de empleados.

2- Layout y zonas de almacén seguras ( estanterías industriales, altillos…)

Seguridad en los almacenesEncontrar un sistema de almacenamiento puede no ser una tarea fácil, especialmente si no estás familiarizado con todas las opciones y funciones disponibles. Es mejor evaluar todas las necesidades incluso antes de elegir un sistema u otro.

De hecho, podemos añadir que no se trata solo de colocar estanterías industriales donde colocar la mercancía, sino, que hay que saber cómo almacenarla de manera segura.

Pero, también conocer la frecuencia con la que se moverá. ¿Con qué frecuencia necesitará acceder a ella? O si necesita control de temperatura etc.

A todo lo anterior, podemos añadir que las estanterías industriales se presentan como la opción que optimiza al máximo el espacio tanto en horizontal, como en altura.

Ya que dependiendo del tipo de mercancía a almacenar y rotación se podrá planificar el diseño de las estanterías en el almacén.

Hay quienes optan por utilizar el espacio vertical incluyendo altillos, pasillos elevados

Por otra parte, debes decidir si comprar tus unidades de almacenamiento, nuevas o estanterías de segunda mano a buen precio.

El Comprar estanterías de segunda mano, ofrece un ahorro importante. Almacenes como Estanterías de ocasión ofrece distintos tipos de estanterías industriales de segunda mano que pueden ayudarte a mantener organizado el espacio de tu almacén a un coste menor.

Incluso, si así lo deseas, sus montadores te ayudarán en el diseño del espacio, unidades de carga necesarias y en la evaluación de riesgos.

3- Zonas auxiliares ( picking, devoluciones…)

Finalmente y dependiendo de las características del almacén, hay que habilitar otras zonas. Estas servirán para una serie de tareas relevantes de las que también depende el correcto desarrollo del almacén, tales como gestión administrativa, bienestar del personal ( comedor, vestuarios, baños…)

O, el procesamiento de los pedidos, que es una parte primordial de la administración de la logística y para ello, debes contar con la agilidad necesaria para satisfacer las demandas de los clientes.