estanterias para fruterias

Un buen equipamiento para exponer las frutas sin duda atraerá la atención de los clientes.

Las estanterías comerciales para tiendas de frutas y verduras generalmente están hechas de madera y metal, y las tablas están conectadas con tornillos.

Los expositores tienen apariencias diversas y son utilizados a la vez para el almacenamiento y exhibición.

De acuerdo con el espacio de la tienda, el modelo a elegir y la distribución del expositor son la clave para impulsar la venta de frutas y verduras.

Los principales tipos de frutas se pueden colocar en estantes inclinados, muebles mesa con expositores… para atraer a los clientes.

Cualquier estantería comercial empleada para exponer frutas deben tener un buen rendimiento a prueba de agua. La conservación de la fruta requiere riego frecuente. Por lo tanto, es mejor utilizar estanterías comerciales con redes de drenaje.

La fruta exhibida con buen aspecto se vende bien. Pero, si el área de exhibición no está limpia afectará el deseo de compra de los clientes.

Mostrar y comercializar alimentos frescos, no siempre es sencillo, pero con una planificación cuidadosa puedes lograr las ventas deseadas.

Expositores y estanterías para frutas

estanterias para fruteriasEs labor del reponedor o encargado de la frutería, mantener la frescura del género, ya que los clientes no compramos manzanas magulladas, lechugas pochas, ni tomates demasiados maduros.

Es cierto, que no sienta bien tirar las existencias, pero si no lo haces, tus clientes se irán a otro sitio a comprar la fruta y verdura.

Solo exhibe productos que comprarías tu mismo.

Y para reducir al mínimo la mercancía en mal estado, prueba mejor a colocar lejos manzanas y peras de otras frutas. Puesto que cuando estas llegan a un punto de maduración excesivo producen gas etileno y, por tanto, hay más riesgo de que provoque daños en otras frutas.

Para ayudarte en la venta de frutas y verduras ofrecemos, nuestras estanterías metálicas para tiendas con estantes inclinados te ayudarán a mejorar la presentación y a que el cliente tenga un fácil acceso a cada producto.

Además, son de gran resistencia, lo que permite colocar directamente cajas de frutas, y cuentan con multitud de accesorios, como separadores para colocar los productos directamente sobre el estante o cestas con rejillas.